domingo, 26 de enero de 2020

Comentario editorial del 26-01-2020

COMENTARIO EDITORIAL DEL 26-01-2020

La semana: La verdad que esta ha sido prodiga en noticias, noticias la verdad nada positivas, debido a todos los acontecimientos políticos que se están dando en este país que no dejan de ser preocupante, la base principal, está en las declaraciones el pasado lunes del presidente del Gobierno, que ya no sabe que inventarse para dejar a los golpistas catalanes libres, y lo anunciaba a modo de modificar el Código Penal que permita unas penas más benévolas a los golpistas. Sin lugar a dudas, el mensaje del Presidente del Gobierno es políticamente demoledor y moralmente infame, mientras que los golpistas se reafirman una y otra vez, y que lo volverán hacer cuando tengan la menor oportunidad, el Gobierno les ofrece un rebaja de penas, en otras palabras una amnistía por la puerta de atrás. No cabe duda de que todos los gobiernos de la democracia han hecho confesiones al nacionalismo, por eso estamos en esta situación, pero Sánchez va mucho más allá, en primer lugar, porque ya no se trata de partidos que iban de moderados y se movían dentro de la legalidad, sino con formaciones abiertamente separatistas cuyos líderes están condenados por delitos muy graves o huidos de la justicia. Y, en segundo lugar, porque el PSOE es el primer presidente del Gobierno que parece dispuesto a cambiar lo esencial para logar lo circunstancial, es decir, demoler la arquitectura institucional de la Nación para logar un acuerdo que lo permita sobrevivir unos meses o como mucho unos años en la Moncloa. Un buen ejemplo de ello lo tenemos que, como todos sabemos, esta semana el Tribunal Supremo mantiene por unanimidad la inhabilitación como diputado a Torra, por desobedecer la orden de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en periodo electoral. Bueno pues la reacción del Sánchez, ante el enésimo desafío separatista al ordenamiento jurídico  no fue otra que la de reafirmar su voluntad de reunirse con el inhabilitado golpista, porque sigue siendo presidente de la Generalidad, diga lo que diga el Tribunal Supremo, Sánchez es también un golpista.

 

Pero si esto tiene una gravedad extrema no lo es menos el resultado de la votación esta semana en el Parlamento Europeo, que se votó una moción para crear una comisión que intentara buscar a 347 asesinados por ETA y ponerles nombres y apellidos a los asesinos, la moción salió adelante con los votos del PP, Ciudadanos, Vox y los partidos de centro derecha europeos, ¿saben quien votó en contra de la propuesta? El PSOE y Podemos, esta es la mezquindad de este Gobierno. Muchos socialistas en este país, fueron víctimas de ETA, pero esto a Sánchez no le importa, como lo demuestran todos los acuerdos que llega con BILDU, el brazo político de ETA. Y todavía tendrá la cara dura de decir, que ETA no solo esta derrotada, sino que la derrotaron ellos.

García MOLINA


domingo, 19 de enero de 2020

Comentario editorial del 19-01-2020

COMENTARIO EDITORIAL DEL 19-01-2020  

 

La semana: como siempre hemos tenido de todo un poco, eso sí ya tenemos nuevos ministros,  alguno repite. Ministros, Ministras y Vicepresidentas que se han ido confirmando como la muestra perfecta de un Ejecutivo que camina hacia una mediocridad absoluta: jóvenes extremistas que no han trabajado en nada que no sea la política, como Irene Montero o Alberto Garzón; una Ministra de Trabajo que genera rechazo de los que crean puestos de trabajo, que son los empresarios; una portavoz sobre la que gravita el enorme escándalo de los ERE de un Gobierno autonómico del que formaba parte; una vicepresidenta primera de la talla intelectual de Carmen Calvo, para que decirles. Sin duda, por lo que sabemos hasta el momento, este Gobierno está muy lejos de tratarse del equipo de primer nivel que sería necesario para atajar los graves problemas que padece España, pero también para enfrentarse con un mínimo de solvencia las dificultades que sin duda causaran la propia estructura de coalición y sus peligrosos aliados.

 

No cabe la menor duda de que el mismo presidente que llegó a la Monchoa con la austeridad como una de sus banderas va tener un Gobierno con muchos más ministerios y un record, otro más, a parte de las mentiras, de vicepresidencias. Desde luego lo peor de este Ejecutivo no es que haya más coches oficiales y altos cargos, pero es una muestra de cómo Sánchez es capaz de usar las instituciones y crear ministerio y vicepresidencias por su más personal y cortoplacista interés político. Conviene recordad, la verdad que eran otros tiempos, solo unos meses cuando Sánchez decía que no podría dormir con el de Unidas Podemos a la cabeza de un ministerio, pues ahora lo convierte en su vicepresidente.

 

García MOLINA


domingo, 12 de enero de 2020

Comentario editorial del 12-01-2020

COMENTARIO EDITORIAL DEL 12-01-2020

 

La semana: Sin lugar a dudas lo más nombrado, lo que más acaparó los medios de comunicación fue la votación, ajustada, que nombra al socialista Pedro Sánchez Presidente del Gobierno de España, y que días después prometió su cargo ante un ejemplar de la Constitución, pero sin crucifijo ni Biblia. Sea como fuere, sus alardes laicistas no tienen la más mínima importancia comparados con el embrollo que tiene planteado, es decir, cómo guardar lealtad al Rey y cumplir y hacer cumplir la Constitución y, al mismo tiempo, satisfacer las promesas que ha hecho a las formaciones republicanas de extrema izquierda, a los golpistas catalanes y a los proetarras vascos que, entre insultos a Felipe VI, le auparon al poder y que exigen a cambio la ruptura, todo lo disimulada que se quiera, del orden constitucional.  De ahí que en el dialogo informal con el Rey, éste, en referencia a la ceremonia, comentó "Ha sido rápido, simple y sin dolor" para acto seguido añadir: "El dolor viene después".

 

¿Por qué dijo esto el monarca? La verdad que subirse a lomos de un tigre como lo ha hecho este capo socialista para mantenerse en el Poder puede ser, ciertamente, algo "rápido, simple y sin dolor", lo que ya resulta más lento, complicado y doloroso será mantenerse en la grupa de la bestia y dominarla, aunque como siempre, el que peor lo va tener va ser el ciudadano español, en manos de un hatajo de comunistas, proterroristas y golpistas comandados por el fraudulento doctor Sánchez. Vaya nivel.

 

Pero si ya hubo problemas para formar la configuración del Gobierno, eso no es nada comparado con los quebraderos de cabeza que le van a dar a Sánchez los golpistas de ERC que ya le han amenazado con "bloquear" su gobierno si no acepta negociar la autodeterminación y la amnistía. Y para que hablar de las amenazas de los proetarras de Bildu, que Sánchez, sin vergüenza, ha abrazado como legítimos compañeros de viaje.

 

Paralelamente a esto está el problema con Cataluña presidida por un inhabilitado,  o para cumplir con los límites de déficit de una Unión Europea

que no va estar dispuesta a envilecer la moneda única para satisfacer a un Gobierno manirroto. Con todo esto, que nadie caiga en el error de creer que este doloroso panorama condena a Sánchez a presidir sobre una legislatura muy corta, casi efímera: la desfachatez y la falta de escrúpulos del personaje pueden perfectamente llevarle a agotar el mandato, para desgracia de los españoles.

 

García MOLINA


martes, 7 de enero de 2020

Comentario editorial del 05-01-2020

COMETARIO EDITORIAL DEL 05-01-2020

 

La semana: hemos tenido noticias de todo tipo, pero principalmente, lo que más acaparó la información han sido los acuerdos que llegó el PSOE para formar gobierno, acuerdos con los partidos independentistas, partidos cuyo único objetivo es romper la unidad de España.

 

Realmente creo que estamos ante un error histórico cuyas consecuencias pueden acabar con el régimen de libertades de 1978, testigo de una de las mejores épocas de España en toda su historia y que, en las presentes circunstancias, sólo podría ser sustituido por algo infinitamente peor. Y el primer responsable es el macarra de Pedro Sánchez, que algún día acabará pagando por sus desmanes ante la Justicia o ante la historia, aunque probablemente ante ambas. Pero, desde luego, no es el único: el PSOE en pleno cargará con la culpa, bien por cobardía, bien por una paradójica y tóxica mezcla de sectarismo y falta de convicciones que le ha llevado a deslizarse, primero con Zapatero y después con Sánchez, por una pendiente que le ha llevado a la situación actual, en la que sin ningún tipo de vergüenza pacta el Gobierno de España con los peores enemigos de la Nación, comunistas bolivarianos, proetarras y golpistas catalanes en ejercicio.

 

Pero no se lo pierdan, como dirían los madrileños, en esta hora trascendental para la Nación, los barones socialistas mantienen un silencio sepulcral e indecente que sólo rompen para criticar al PP y a Ciudadanos, lo que demuestra que a ellos España les importa lo mismo que a un Rufián cualquiera. Aunque a decir verdad tampoco cabe poner el foco en estos indeseables, todos los que forman parte de la voraz maquinaria socialista, así como lo que han apostado por Sánchez en las urnas teniendo sobradas pruebas de la catadura del personaje, tienen una responsabilidad moral tremenda en innegable en esta felonía y en la que puedan incurrir a partir de ahora. Sánchez, solo, no es nadie. Sánchez, sólo, no podría consumar su traición.

 

García MOLINA


domingo, 22 de diciembre de 2019

Comentario editorial del 22-12-19

COMENTARIO EDITORIAL DEL 22-12-19

Hoy, quien les habla hace el último programa de este año 2019, dado que el próximo domingo no lo tendremos, por ser Navidad, y estos días,  lejos de mi intención está incitarles al consumo, a las harturas ni las grandes borracheras que suelen darse por estas fechas.  No lo hago porque la Navidad nos permite recordar a alguien que derramó, derrama y derramará una luz muy superior a la del fenómeno astral que contemplaron hace más de dos milenios unos magos. La historia de la humanidad sería totalmente distinta si Jesús no hubiera venido al mundo, nuestra sociedad, parecería los males típicos de la cultura clásica, la esclavitud, por ejemplo, seguiría siendo algo normal e incluso obligada, porque como señaló Aristóteles, algunos hombres nacen para ser esclavos, las mujeres continuarían casándose a  los 12 años, el límite de edad establecido en la Ley de las 12 Tablas, en matrimonios concertados y sufriendo una tasa de mortalidad superior a la de las naciones más atrasadas del actual tercer mundo. Los niños podrían ser abandonados por sus padres en el mismo momento de nacer si así convenía la economía doméstica y casi siempre convenía cuando se trataba de la segunda niña. Los enfermos serían abandonados en las cunetas por los propios parientes para facilitar una muerte rápida y así evitar el contagio y los ancianos no pocas veces recibirían algún tipo de eutanasia, incluso en el seno del pueblo de Israel no solo los "ultra ortodoxos" sino todos, seguirían rezando por las mañanas aquella fórmula que afirma: "te doy gracias señor porque no soy ni animal, ni mujer ni gentil" marcando un muro de separación entre Judíos y Gentiles que solo el cristianismo logró derribar. En otras palabras, sin haber nacido Jesús, seguramente seguiríamos teniendo elecciones y se construirían carreteras y puentes, pero en medio de la tristeza típica de los clásicos, que solo cambió porque nació Jesús y todo ello además, en el supuesto de que Roma hubiera podido resistir a los Barbaros, porque si al final Godos o Hunos hubieran prevalecido arrasando el imperio nada nos habría llegado de aquella cultura clásica que, al menos en parte, salvó el cristianismo. Tampoco habríamos conocido la fundación de la Universidad en la Edad Media, ni mucho menos los grandes aportes de la reforma, como una cultura bíblica del trabajo, la revolución científica, iniciada en el siglo XVI, la doctrina contemporánea de los derechos humanos, la alfabetización generalizada, la erradicación de la mentira y el hurto, como pecados bienales o la democracia moderna. Nada de eso tendríamos si Jesús no hubiese nacido y la prueba está en cómo brilla por su ausencia, en mayor o menor medida, en aquellos lugares donde no se escuchó o dejó de escucharse el mensaje del evangelio. Por encima de todos esos logros innegables, vinculados al cristianismo, por añadidura millones de personas no habrían  sabido a lo largo de estos más de 2000 años lo que es la paz de corazón, ni conocido la esperanza en medio de las dificultades, ni disfrutando de la confianza serena tras la muerte, ni experimentar el gozo del perdón, que no deriva de rituales ni ceremonias, sino solamente del abrazo gratuito de Dios que únicamente puede ser recibido mediante la fe. Jesús ha sido la luz que lo ha hecho posible para millones y millones de seres humanos.

Hoy con mi comentario, no pretendo otra cosa que no sea una reflexión y una invitación, ambas las dirijo a todos los que me escuchan este día próximo a la Navidad, a los que no tienen voz, a los ancianos, a los enfermos, a los huérfanos, a los deprimidos, a los que están solos, a los que no tienen un empleo digno, a los que sufren, a los que no disponen de alguien que los escuche, a los que no ven futuro, a los que miran alrededor suyo y no encuentran un rostro amigo, a los que lloran, a todos ellos y muchos más, quiero recordarles que la paz, la esperanza, la confianza, el perdón, todo eso y más, se halla a disposición de todos los  que abren su corazón a Jesús a pesar de las crisis económicas, de las desastrosas castas que padecemos o de la seguridad, relacionada con el porvenir. Os invito a alegrarse aunque parezca que no hay motivo para ello, en realidad lo hay de sobra, siquiera en estos últimos días del 2019 podamos dar gracias a Dios, porque hace más de 2000 años nació Jesús y su luz sigue iluminando al mundo en las peores negruras. Feliz Navidad.

García MOLINA


domingo, 15 de diciembre de 2019

Comentario editorial del 15-12-19

COMENTARIO EDITORIAL DEL 15-12-19

 

La semana: como siempre hemos tenido de todo un poco, la actividad comenzaba el martes al ser festivo en muchas comunidades el lunes, y comenzaba recibiendo el Rey a los representantes políticos para la consulta de rigor, todos los partidos políticos, los constitucionales me refiero, acudieron a la cita, aunque también acudió el representante de Podemos, que no se yo muy bien hasta donde llega su respeto por la constitución y claro los que faltaron fueron los nacionalistas, los que quieren acabar con la monarquía y romper la unidad de España. Yo lo que me pregunto es: ¿Por qué no se ilegalizan esos partidos que ni respetan ni acatan la constitución? La verdad que lo que no suceda en este país no sucede en ningún otro lugar.

 

Digo esto porque en ningún Estado de Derecho digno de tal nombre la salida de unos delincuentes de la cárcel puede depender de los acuerdos de investidura de un candidato a presidir el Poder Ejecutivo. Esto, sin embargo, es lo que pasa en España por culpa de una Justicia politizada hasta la medula pero sobre todo por la falta de escrúpulos de Pedro Sánchez, dispuesto a negociar su investidura con los partidos a los que pertenecen buena parte de los condenados por el golpe de Estado del 1-O. Por lo tanto a nadie puede sorprender que las negociaciones entre el PSOE y ERC se desarrollen en función  de la situación penitenciaria de los golpistas presos; o que la concesión del segundo grado del bizco y compañía haya coincidido con las declaraciones de Pablo Iglesias en las que ha evitado a apremiar a ERC para llegar a un acuerdo que ya nadie considera se pueda alcanzar antes de Navidades.

 

En definitiva que a nadie le quepa la menor duda de que las negociaciones para la constitución del Gobierno del insomnio, presidido por Sánchez y vicepresidido por Iglesias o por Montero, tanto monta, monta tanto, ya tuvieron un precedente en las que mantuvieron en su día en la cárcel Iglesias y el bizco, por lo que es dudoso que Sánchez sea investido sin que salgan de prisión  los presos a los que corteja. Pero bueno, tratándose de lo que se trata, eso nunca se va saber con antelación.

 

García MOLINA


domingo, 8 de diciembre de 2019

Comentario editorial del 08-12-19

 

COMENTARIO EDITORIAL DEL 08-12-19

 

La semana: como siempre hemos tenido de todo un poco de ahí que han sido varios los frentes que acapararon las portadas de los medios de comunicación. Pero el pasado viernes se cumplían 41 años de nuestra Constitución, un aniversario que no es uno más. Digo esto porque nunca como hasta ahora había sido tan cuestionada la vigencia del ordenamiento legal que desde el 6 de diciembre de 1978 hace referencias a la libertad y la igualdad de todos los españoles. Más allá del debate sobre la necesidad de su reforma, una reforma que no puede plantearse sin aclarar tres puntos esenciales, en qué extremos, para qué fines y con qué mayoría. Hoy lo urgente no es incurrir en el marco mental del separatismo señalando deficiencias susceptibles de enmienda, sino reivindicar el orden democrático que nos ha permitido disfrutar del periodo más largo, próspero y pacífico de nuestra historia.

 

Por otro lado, al presidente del Gobierno en Funciones, le ha venido que ni pintado el circo que se ha formado con el desembarco de Greta Thunberg, primero en  Lisboa y después en Madrid. Los medios de comunicación no han dudado en retransmitir en directo cada uno de los ridículos pasos de la perturbada niña sueca, que debería estar escolarizada, pero de eso no dicen nada las feministas, mientras,  esos  mismos medios de comunicación hacían oídos sordos al dato económico de la semana, es decir, el paro registrado en el mes de noviembre.

 

Con Greta y la Cumbre que celebran su explotadores en Ifema acaparando toda la atención, el Partido Socialista no ha tenido que dar demasiadas explicaciones sobre el cariz que presenta el mercado laboral. El penúltimo mes del año termina con el paro al alza, el empleo a la baja y un empeoramiento de los contratos, pero eso al chulo de Sánchez parece no preocuparle, fíjense que ha sido el peor dato desde el 2012, cuando la crisis económica azotaba a una España arruinada. Evidentemente esto le haría tomar medidas a cualquier político. Pero ahí están los socialistas, pendientes de las coletas de Greta. Digo esto, porque la realidad es que en España ya destruye empleo y estamos muy lejos de los 20 millones de cotizantes que se propuso crear Rajoy para 2020.

 

Resulta conmovedor que la precariedad en el empleo, contra la que tanto se jactaba de luchar la izquierda, se dispara ahora con ella en el poder y un buen ejemplo de ello es la calidad de los contratos, un claro síntoma de inestabilidad empresarial.

 

Ante este panorama hay dos autonomías que luchan contra corrientes, Madrid y Andalucía, en esta última, es donde más crece la afiliación y donde más se reduce el paro. Este renacer andaluz, después de casi 40 años de corrupción socialista, se plasma tanto en los datos de empleo como en los del número de autónomos. Andalucía ha pasado de ser una de las zonas más deprimidas de España a ser la autonomía que más crecerá es este año, junto con Madrid, y esto no lo digo yo, lo dice el Centro de Predicción  Económica.

 

García MOLINA